El procedimiento monitorio notarial Notarial El procedimiento monitorio notarial notario2 300x175

El procedimiento monitorio notarial

El próximo 15 de octubre entrará en vigor la nueva Ley 15/2015, de 2 de julio, de Jurisdicción Voluntaria, que modifica, entre otras, la vigente Ley Orgánica del Notariado. Con la nueva ley se abre la posibilidad de reclamar notarialmente deudas contradichas mediante la aportación del correspondiente documento acreditativo (factura, albarán de entrega, etc), sin perjuicio de que siga existiendo la posibilidad de reclamarla vía judicial.

La principal novedad de la Ley, es conferir al requerimiento notarial de pago el carácter de título ejecutivo (es decir, directamente embargable), si bien, cualquier deuda puede ser reclamada notarialmente, no en todos los casos el acreedor obtendrá un título ejecutivo, como son los supuestos siguientes:

–       Las deudas que se funden en un contrato entre un empresario o profesional y un consumidor.

–       Las deudas de las comunidades de propietarios.

–       Las deudas de alimentos de menores o personas incapacitadas judicialmente.

–       Las deudas de cualquier Administración Pública.

Así, para reclamar una deuda dineraria, cualquiera que sea su cuantía, el acreedor deberá acudir al Notario competente aportando el documento en que fundamente la existencia de la deuda, debiendo ser el Notario quien a su juicio acredite de forma indubitada la existencia de la deuda. En éste sentido, será competente el Notario con residencia en el lugar donde el deudor tuviera su domicilio o residencia habitual o el del lugar donde pudiera ser hallado.

El Notario requerirá al deudor para que pague al acreedor en el plazo de 20 días. Una vez realizada la notificación, el deudor puede (como en el procedimiento monitorio judicial) pagar, oponerse o no actuar en ningún sentido. Si paga, se cierra el acta y se dejará constancia por diligencia que tendrá carácter de carta de pago. Si el deudor se opone, se cerrara el acta y se pondrá fin a la vía notarial, quedando abierta la vía judicial. Si, el deudor no actúa, el Notario dejará constancia de dicha circunstancia mediante acta que será el documento que llevará aparejada ejecución, tramitándose dicha ejecución de conformidad con lo previsto para los títulos ejecutivos extrajudiciales.

Si desea más información sobre impagos y temas notariales, no dude en contactarnos.

 

 

Susana Vicente

Socia de Quatre Advocats